Cosecha de lluvia

Áreas Verdes Urbanas
Estación Meteorológica

Cursos

Convenios y Proyectos

Quienes somos
Fichas Ambientales


Boletín Meteorológico

 

Nombre común: Pirul, Pirú
Nombre científico: Schinus molle
Origen: Brasil, Perú, Chile, norte de Argentina
Tipo: Perennifolio
Floración: abril a junio
Vida aproximada: 100 años
Características físicas.
Altura: de 8 a 15 m.
Cobertura: 5 a 8 m.
Diámetro del tronco: 1.3 m a 1.8m.
Corteza: color marrón oscuro.
Follaje: presenta una tonalidad verde claro.
Flores: sus inflorescencias son muy ramificadas, colgantes, con flores pequeñas de color amarillento.
Requerimientos ecológicos.
Clima: Árbol de exposición soleada que tolera media sombra, sin embargo, bajo estas condiciones desarrolla menos follaje. Crece en climas templados y en ambientes de semihúmedos a secos. Prospera con precipitaciones cercanas a los 700 mm por año. Tolera la sequía, pero no es resistente a heladas prolongadas.
Suelo: Se desarrolla muy bien en tierras arcilloarenosas y con buen drenaje, también soporta los lugares pedregosos, compactos, pobre en nutrientes e inclinados. No tolera los suelos muy alcalinos o muy húmedos.
Otras características.
Es un árbol de crecimiento rápido y raíz extendida y superficial, la cual puede dañar banquetas y construcciones. Tanto las hojas como la corteza contienen una sustancia que hacen del pirúl un árbol aromático. El polen puede producir alergias relacionadas con la fiebre de heno. Proyecta sombra moderada. Tolera vientos fuertes, pero cuando envejece las ramas tienden a desgajarse. Sus semillas sirven de alimento a las aves. Es tolerante a la contaminación.
Principales usos.
Medicinal: El pirú tiene propiedades analgésicas, antibacterianas, diuréticas, balsámicas y expectorantes. Las hojas sirven para remediar enfermedades respiratorias y junto con la corteza, se emplean para la hinchazón y el dolor causado por algunas enfermedades de transmisión sexual. La resina se utiliza para tratar afecciones bucales. La emulsión de la goma alivia algunos padecimientos de los ojos.   
Ornamental: Este árbol se adapta en forma tal a la Zona Metropolitana, que se ha reproducido como especie silvestre. Se utiliza para reforestar camellones y parques. En jardines amplios, su uso es ornamental, ya que necesita de grandes espacios. Convive bien con el sauce llorón, las acacias y el eucalipto.
Maderable: Su madera se utiliza como leña o carbón.
Agroforestal: Éste árbol funciona como cortina rompeviento y para reforestar zonas pedregosas.
Industrial: La corteza también sirve para teñir pieles y los aceites esenciales tienen diversas aplicaciones para la industria.